¿Qué debe suceder en un estado como Puebla y en un municipio como San Martín Texmelucan, para que un presunto secuestrador, como Luis Francisco Bustamante, logre convertirse en el director de Seguridad Pública local? ¿Qué tan mal debe estar el sistema que, supuestamente, evalúa la probidad de las autoridades y la confiabilidad de las corporaciones?

La detención hecha por la FISDAI en el gobierno de la morenista Norma Layón es muy grave. Enciende, otra vez, focos rojos sobre el nivel de infiltración que los grupos delincuenciales han alcanzado en áreas sensibles para resguardar y mantener la tranquilidad de los ciudadanos.

El caso similar más reciente ocurrió en octubre de 2018, cuando el ex director de Seguridad Pública de Ciudad Serdán, Marco Antonio N., también fue aprehendido, como presunto cabecilla de una banda de secuestradores.

Ya desde entonces se hablaba de las fallas que tendrían los famosos exámenes de control y confianza, que entre otras cosas, aplica pruebas toxicológicas, detección de mentiras, estudios socioeconómicos y una supuesta investigación a nivel de inteligencia, para descartar nexos con la delincuencia.

Además, San Martín Texmelucan ya tiene historial de vinculación entre criminales y policías; porque tan sólo al término de la administración estatal de Antonio Gali, la Policía Estatal asumió el control de las cosas y el alcalde renunció como producto de una investigación a la gestión.

Sin embargo, ahora –a diferencia del pasado– las cosas adquieren un matiz peor, porque el detenido en cuestión era un mando policial en activo y ni la presidenta municipal, que cada día parece tener más problemas para ejercer su cargo, ni las instancias federales que aplican las evaluaciones, detectaron que había un “problemita” con su comisario.

La pregunta del millón es, además de la evidente incompetencia del gobierno de Norma Layón ¿Se nos seguirá diciendo que los controles de confianza sirven para garantizar la limpieza de las policías? Porque también se hace evidente la necesidad de evolucionar a otro tipo de controles, mucho más estrictos.

Hasta la próxima.

@garturocc
Guillermo Castillo
@envivo_mx
www.en-vivo.mx
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.