@cronicabanqueta

Cuando hablamos de Pablo Picasso, hablamos de arte. El pintor español nacido en Málaga el 25 de octubre de 1881 se enmarca como uno de los creadores, junto a Georges Braque y Juan Gris, del movimiento cubista.

A lo largo de su dilatada trayectoria, Pablo Picasso exploró incesantemente nuevos caminos e influyó en todas la facetas del arte del siglo XX, encarnando como ningún otro la inquietud y receptividad del artista contemporáneo.

Ahora veremos algunos datos curiosos acerca del pintor, que quizá no lo sabías o que no son tan comunes.

Terminó su primer cuadro a los 9 años

Y no lo hizo nada mal. Mientras la mayoría de nosotros lo máximo que habíamos hecho a nuestros 9 años de vida era jugar al escondite o a los videojuegos, Picasso ya había terminado Le Picador, el cuadro que hacía homenaje a la tauromaquia, una de las pasiones recurrentes en sus obras. Lo más curioso es la madera sobre la que pintó el cuadro: se trataba de la tapa de una caja de puros.

Pintó el cuadro más caro del mundo

En 2013, La Rêve, conocido como El Sueño, se convirtió en el cuadro vendido más caro del mundo. La obra cubista pintada por Picasso en 1932 que representa a una de sus mujeres, se vendió por más de 100 millones de euros.

Estaba obsesionado con sus obras

El malagueño hizo más de 16 mil  obras y fue el creador, junto Georges Braque, del cubismo. Cuando se convirtió en un artista reconocido y millonario, compraba castillos para llenar las paredes con sus propias obras. Al completar un castillo, compraba otro.

Fue acusado de robar la Mona Lisa

Suena a broma pero no lo es. Picasso y su amigo poeta Guillaume Apollinaire fueron acusados de robar La Gioconda del Louvre en 1911. Finalmente, les dejaron libres tras interrogarles. Paradójicamente, en el siglo XXI Picasso se ha convertido en uno de los artistas más robados.

El Guernica, fuera de España hasta el fin del Franquismo

Probablemente la obra más reconocida del artista y un homenaje a la causa republicana. El Guernica se mantuvo en el Museo de Arte de Nueva York desde 1940, pero por petición del propio Picasso, volvió a España cuando finalizó la época franquista española.