Regularmente una persona llega a abordar el transporte público cuatro veces al día, por lo que al confirmarse la nueva tarifa de 8.50 pesos, cada poblanos gastaría 34 pesos, es decir, 33 por ciento del salario mínimo diario de 102.68 pesos en la entidad.

El aumento de 41.6 por ciento, es 11 veces mayor a la tasa de inflación anual acumulada en la entidad que para agosto pasado fue de 3.53 por ciento, según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) que posicionó a la Angelópolis en el lugar número 18 a nivel nacional con el mayor índice inflacionario.

El promedio del costo del pasaje del transporte público en la región centro del país, es de 8.20 pesos, sin embargo, la nueva tarifa del transporte público en Puebla pasará el próximo 12 de octubre de los 6 pesos a los 8.50 pesos para autobuses, lo que significa un aumento del 41.6 por ciento. Y de 5.50 pesos a 8 pesos en modelos Urvan o microbuses.

Los estados de la región cuya tarifa es más cara son:   Estado de México donde el pasaje es de 10 pesos; al igual que Guerrero, mientras que en Hidalgo y Morelos es de 8 pesos la mínima y 9 pesos la máxima.

En tanto, en la Ciudad de México y Tlaxcala la cuota es de 7 pesos, por lo que Puebla ostenta la tarifa más baja, la cual será modificada luego de que en diciembre de 2010 se pactara incrementar de 1 peso la tarifa para los microbuses y cincuenta centavos para las camionetas tipo van, por lo que hasta la fecha se mantiene en 6 pesos y 5.50 pesos.