Tres empresas ya han sido clausuradas por abastecerse de gas LP robado en el municipio de Huejotzingo, reveló el gobernador de Puebla, Luis Miguel Barbosa Huerta, al acusar que por años administraciones estatales y municipales permitieron que existieran tomas clandestinas en dicha región.

En conferencia de prensa, indicó que identificaron diferentes terrenos bardeados a los que ingresaban pipas para abastecerse del combustible sustraído de manera ilegal.

"Se abastecieron por mucho tiempo pipas de empresas, las pipas llegaban, se metían, cargaban y se iban, las tenemos grabadas, ya cateamos tres terrenos”, expresó.

Asimismo, señaló que ya se clausuraron y se iniciaron procedimientos contra las estaciones de gas LP robado, sin embargo, no precisó nombres.

Añadió que durante su administración se han decomisado 42 mil litros de combustible robado, mismo que se devuelve a Pemex para que disponga de él y continúe con los procedimientos de investigación que lleva la Fiscalía General de la República.