La Coordinación General de Protección Civil Estatal (Cgpce) informa que en colaboración con dependencias de los tres niveles de gobierno, se mantienen los trabajos para culminar con el sellado de la fuga de gas LP causado por una toma clandestina en el municipio de Acajete, en inmediaciones del poblado de San Jerónimo Ocotitlán.

Luego de que las autoridades decidieron consumir el combustible a través de un incendio controlado, la situación no presenta riesgo para la población, ni afecta la circulación de vehículos en la autopista Puebla-Orizaba.

Técnicos de Protección Civil Federal, Estatal y Municipal, Seguridad Física de Pemex, Capufe, Bomberos, Sedena, Guardia Nacional, Secretaría de Seguridad Pública Estatal y Policías municipales de Acajete y Amozoc trabajan coordinadamente.

Cabe señalar que especialistas de Petróleos Mexicanos definirán esta tarde, de acuerdo a la extinción del combustible derramado, las medidas a seguir para proceder al sellado de la toma clandestina.

Se recomienda a la población no acercarse al lugar del incidente y mantenerse informada a través de los conductos oficiales.