Puebla es uno de los dos estados donde los ladrones de la Casa de Moneda de México estarían ocultos después de cometer el millonario robo el martes de la semana pasada.

Según indagatorias de las autoridades, dos de los hombres identificados como Edgar y Pablo Tenorio —primos— se hallarían en territorio poblano o en Morelos.

Una publicación del periódico El Universal refirió que ambos habrían llegado a una de las dos entidades para esconderse o partir hacia otros puntos de la República Mexicana, en específico, al sur o sureste.

Los sospechosos, quienes de acuerdo con el rotativo están identificados, serían oriundos de la alcaldía de Iztapalapa, en Ciudad de México.

En la capital del país, las autoridades llevaron a cabo tres inspecciones en domicilios para dar con los ladrones, sin que hasta el momento tengan éxito.

El martes 6 de agosto, tres hombres consumaron en 10 minutos, sin un solo disparo, el atraco a la Casa de Moneda de México ubicada en Paseo de la Reforma, de donde sustrajeron mil 567 centenarios y relojes de colección con un valor de 50 millones de pesos.

Fue la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) la dependencia que confirmó el robo a dicha instalación.

“Les confirmamos que hubo un asalto en Casa de Moneda de México. En cuanto tengamos más detalles, con mucho gusto les informamos”, dijo ese día el área de Comunicación.

Por lo anterior, fue desplegado un operativo en la zona; se examinaron videos externos e internos del inmueble, además de las cámaras del Centro de Atención a Emergencias y Protección Ciudadana (C5), para seguir la ruta que habrían tomaron los delincuentes.

La Secretaría de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México informó que investigó a dos empleados y al guardia que fue despojado de su arma, pues aparentemente no se aplicó el protocolo de seguridad correspondiente, informó la agencia Notimex.

Al día siguiente, el presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que el caso sería atraído por la Fiscalía General de la República (FGR).

De acuerdo con una revisión de El Universal, la Casa de Moneda de México ha sido blanco de otros robos. El 14 de julio de 2018 se reportó un atraco en las instalaciones, aunque meses antes, en mayo, se registró un total de 80 operaciones financieras por cuatro millones 800 mil pesos en las sedes Pabellón Altavista y Paseo de la Reforma.