Ni la dirección de Protección Civil del Municipio de Puebla ni su homóloga estatal, realizaron recorridos de verificación de riesgo en el cerro Conchita en la junta auxiliar de Santo Tomás Chautla,  donde ocurrió el deslave que mató a siete miembros de la familia Leyva la noche del miércoles.

Los vecinos aseguraron que ninguna autoridad les notificó que había riesgo en caso de lluvias por deslave durante los más de seis años que tienen viviendo en el predio, esto de acuerdo con información de Daniel Hernández, durante un reporte en el noticiero Oro Noticias.

Hernández Cruz, además destacó que, hace algún par de años las familias asentadas donde se registró el deslave fueron beneficiarias de programas estatales y federales, por lo que se construyeron "Cuartos Rosas" y Cuartos Adicionales".

Los programas referidos fueron impulsados por la SEDATU, que en su momento estaba encabezada por Rosario Robles Berlanga en el sexenio del presidente, Enrique Peña Nieto, dependencia federal a la que pertenecía Juan Carlos Lastiri Quirós como subsecretario.

El mismo Gustavo Ariza, director de protección civil municipal, reconoció que el punto del siniestro no se había revisado, y tampoco se había notificado a los afectados. Aseguró en entrevistas difundidas en diferente medios que, era un asentamiento irregular reciente del que no se tenía noticias. 

Hasta el momento, de acuerdo con las autoridades municipales se han desalojado seis viviendas porque podrían colapsar debido al deslave de anoche. "Lo que pasó fue creado por la mano del hombre, rellenaron un talud que no deberían haber rellenando. Si te das cuenta todo es piedra, las casas están bien cimentadas. Lo que pasó es que la casa de arriba empezó a rellenar para ampliar la terraza, todo quedó suelto y sucedió el derrumbe".

Por separado, el titular de la Secretaría General de Gobierno (SGG), Fernando Manzanilla Prieto indicó que en total son 25 casas las que se están evaluando debido a la posibilidad de que tengan un inminente riesgo.

También confirmó que suman siete personas muertas, cuatro de ellas menores, por el deslave. "Tenemos un problema; está completamente taponeado, hay que desasolvar, y ver qué podemos hacer con eso.

Indicó que se armará un programa para apoyar a los afecados en conjunto con el ayuntamiento de Puebla, para atender sobre todo a los huérfanos.

VELAN A VÍCTIMAS

Familiares y amigos despiden, en distintos domicilios,  Eugenia Leyva, de 61 años; Leticia Rodríguez, de 36; Antonia Leyva, de 41; Dulce Rosario Calbarín, de 42; Fátima, de 9; Gaspar, de 6; y Joseline, de 4, son despedidos en sus domicilios. Todos fallecieron por el derrumbe en  Santa Tomas Chautla, Puebla.

Los cuerpos de los fallecidos serán sepultados mañana tras una misa en su honor, de acuerdo con personas allegadas a los deudos. Ayer, algunos integrantes de la familia Leyva se encontraba anoche en su domicilio, ubicado en la orilla del río, festejando una graduación cuando debido a la lluvia un cerro de desgajó y los sepultó. 
(Con información de Milenio y Oro Noticias)