Ambrosio Arellano, sacerdote titular de la Iglesia del Señor de las Maravillas en Puebla, fue encontrado la tarde de este jueves con huellas de golpes y atado de pies y manos al interior de su vivienda en la colonia Lomas 5 de Mayo, de Puebla capital.

De acuerdo con los primeros reportes, el sacerdote fue víctima de un robo, pues quienes lo golpearon se llevaron su vehículo de modelo no determinado, además de otros bienes.

Fueron sus propios familiares quienes llamaron al número de emergencia 911, luego de que al percatarse de que el párroco no había acudido a oficial misa en el famoso templo católico, acudieron a la vivienda y lo encontraron en dichas condiciones.

Al respecto, la Arquidiócesis de Puebla envió un comunicado en el que señaló que el padre Ambrosio se encuentra hospitalizado con quemaduras de segundo grado en pies y manos, en estado delicado pero estable, por lo que pidió a los fieles pedir en oración por el presbítero.