La diputada local del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Rocío García Olmedo, dijo que no bajará la guardia en la despenalización del aborto y matrimonio igualitario, que por eso impulsó nuevamente las reformas al Código Penal y Civil para este particular.

Destacó que en los últimos días, el bloque de Juntos Haremos Historia, ha defendido que su negativa a estos temas dictaminados la semana pasada, obedecieron a un asunto de violencia de género en el estado de Puebla.

Indicó que si hay la voluntad de los legisladores locales, deberán abrir el debate en tiempo y forma, para escuchar las voces de los expertos sobre la despenalización del aborto y el matrimonio igualitario.

Recordó que las recientes reformas solo disminuyeron de 5 a 1 año las penas por aborto y en la figura del matrimonio solo se permite que sea entre un hombre y una mujer.

Confió que a la par de las reformas que presentó, las agrupaciones civiles sigan con su lucha para presentar en la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), la controversia para evidenciar al Congreso sobre el desacato en el que incurrió.

Recordó que a partir de la publicación de las reformas en el Periódico Oficial del Estado, las agrupaciones civiles tienen 30 días para recurrir a la SCJN, a fin de evitar que en el caso del matrimonio igualitario sea exclusivamente entre un hombre y una mujer.

“Ayer mismo ya volví a presentar ambas iniciativas, ya con los datos. Existiría una sanción moral hacia los diputados locales que incurrieron en desacato y son peores que las sanciones económicas. Hay que esperar que nos dice la Suprema Corte sobre este particular”.