Los 217 presidentes municipales y sin importar su afiliación política, tienen las condiciones de crear un mejor rumbo para las demarcaciones que representan, a través de relevos en algunas secretarias, con el objetivo de cumplir las expectativas en favor de los ciudadanos que los eligieron en 2018.

Así lo dijo el titular de la Junta de Gobierno y Coordinación Política del Congreso del Estado, Gabriel Biestro Medinilla, quien destacó que los alcaldes, principalmente los emanados del bloque de Juntos Haremos Historia, identifican los problemas que enfrentan.

Destacó que los ciudadanos confiaron en 2018 por un proyecto político, que debe cumplirse a cabalidad por parte de las autoridades en funciones y en caso de requerir apoyos, dijo, se pueden respaldar con el gobierno del estado de Puebla.

Mencionó que los principales problemas que existen en Puebla son falta de obras públicas e inseguridad, esta última que incrementó en los últimos meses a raíz de los gobiernos que provienen de las filas del Partido Acción Nacional (PAN).

También indicó que será responsabilidad de los alcaldes de cualquier fuerza política, asumir la responsabilidad en sus decisiones en caso de que durante este segundo año de trabajo, no concreten algunos cambios en favor de los poblanos.

“Los ayuntamientos deben entender que lo que no funcione deben cambiarlo, pero eso es decisión de cada uno de ellos, inclusive el gobierno del estado no se meterá. Ellos tienen su propia autoridad municipal y sabrá lo que deciden”.