El gobierno del estado de Puebla debe echar atrás la nueva tarifa al transporte público y aplicar una consulta ciudadana para aumentar la misma de manera gradual en los siguientes meses.

Así lo declaró el presidente del Comité Directivo Estatal (CDE) del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Lorenzo Rivera Sosa, quien condenó el aumento de 2.50 pesos a partir del 12 de octubre.

Señaló que el gobierno federal prometió un aumento del 4 por ciento a la economía del país y no sucedió, pero sí se premió a los concesionarios del transporte público con un aumento que afecta a los ciudadanos.

El dirigente estatal del PRI, señaló que en los gobiernos del PRI se echaba para atrás las nuevas tarifas del transporte hasta tener un análisis completo sobre las condiciones en las que estaban las unidades para prestar el servicio.

Insistió que el gobierno del estado de Puebla, tiene las condiciones de cancelar la tarifa que aplicará a partir del 12 de octubre, cuando las combis pasarán de 5.50 a 8.00 pesos y micros de 6 a 8.50 pesos.

Es un momento difícil en nuestro estado ya que no existe un incremento a la economía, no se ve congruencia en el gobierno del estado, que por eso pedimos a la administración eche atrás este anuncio y se someta a consulta ciudadana”.