La participación del 37 por ciento de militantes del Partido Revolucionario Institucional (PRI) para elegir a su dirigencia nacional en Puebla, no significa que el partido esté muerto electoralmente para ganar alcaldías, diputaciones locales y legislaturas federales en 2021.

Así lo declaró el presidente del Comité Directivo Estatal (CDE) del PRI, Lorenzo Rivera Sosa, quien destacó que debe revisarse a fondo el padrón que se tiene en Puebla rumbo a las elecciones intermedias. Añadió que los 242 mil 406 priistas que eligieron este domingo a la nueva dirigencia nacional, serán la base para arrancar los trabajos políticos que permitan al partido consolidarse para las votaciones de 2021.

Mencionó que los datos de esta elección interna son concisos; por lo tanto, se requiere de la unidad de todos los grupos para demostrar a la población que son el proyecto que requiere el país y Puebla para los siguientes años.

Indicó que a comparación de otros partidos políticos, el PRI no condicionará los programas sociales, ya que desde cualquier trinchera siempre han entendido las diversas demandas sociales.

“El PRI está más vivo que nunca, el PRI con esta frescura que representa la gente joven, siempre construye proyectos para la sociedad, nosotros vamos a construir y seremos la confianza de la sociedad, para que en 2021 seamos el partido que más cargos de representación popular pueda ganar”.