El presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, advirtió a los participantes del proceso interno del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), que no permitirá el uso de su nombre o de su imagen, para presionar una posición.

Sin mencionar nombres o la denominación de su partido, dijo al tocar el tema político: "hay quiénes no han entendido nuestro movimiento. Nosotros no estamos por posiciones, nuestra finalidad es la gente".

Agregó que la población está cansada de "políticos fantoches" que usan las fotos que se han tomado con él para presumir apoyo y argumentan que merecen una candidatura por los años que han tenido dentro del partido.

También advirtió que no habrá impunidad para aquellos que cometan desvío de recursos públicos para consumar un fraude electoral y recordó que los delitos electorales ya son delito grave y ameritan que ni haya salida bajo caución.

López Obrador dijo que en el pasado reciente se había llegado al extremo de manipular los procesos para lograr un resultado electoral. Ante ello, llamó a los poblanos a hacer de este proceso uno distinto, que respete verdaderamente la voluntad del pueblo.

Incluso, mencionó que para evitar alguna crítica de sus opositores no visitará Puebla hasta que pasen las elecciones.

Esto, salvo que ocurriera algún caso grave, para lo que "tocó madera"; pero aseguró que en esa circunstancia, viajará al estado inmediatamente para atender a la población.