El juez español Ismael envió a prisión al ex director general de la paraestatal mexicana Pemex, Emilio Lozoya, detenido la víspera en una villa de lujo del sureño puerto de Málaga.

Las autoridades mexicanas, que tienen ahora 45 días para presentar la solicitud de extradición, le atribuyen un delito de "operaciones con recursos de procedencia ilícita", que se correspondería con el delito de blanqueo del Código Penal español.


Moreno tomó su decisión en la audiencia realizada por videoconferencia con Lozoya, quien también fue asesor en materia internacional del ex presidente mexicano Enrique Peña Nieto durante su campaña electoral, debido al peligro de fuga que representa.

Lozoya mostró "intención de sustraerse a la justicia", especificó este jueves el titular del juzgado de Instrucción número 2 de la Audiencia Nacional.

La autoridad española detalló que el ex titular de Pemex mostró una licencia de conducir con una identidad diferente a la suya cuando fue detenido, la cual expidieron autoridades de la capital mexicana.

Lozoya se opuso a ser entregado a México y declaró que llegó a España hace solo dos días.

Sin embargo, la Policía Nacional informó de que había sido localizado en la provincia de Málaga a principios de este año, tras meses de investigaciones en colaboración con la Fiscalía mexicana.

Las acusaciones que enfrentará el ex titular de Pemex se encuentran relacionadas con la trama internacional de corrupción que por varios años realizó la constructora brasileña Odebrecht.