Andrés Manuel López Obrador afirmó que en México se acabaron los tiempos del líder moral, el primer militante y el caudillo que dirigía al partido en el poder.

De cara al relevo en la dirigencia nacional de Morena,  llamó a ese instituto político a evitar los fraudes, el acarreo y el reparto de despensas para dejar que los militantes y los ciudadanos decidan en libertad.

El titular del Ejecutivo federal recomendó a los militantes del partidó que fundó, mantenerse alerta para evitar el oportunismo y el “frijol con gorgojo” porque pueden llevarse “sorpresas” por parte de la ciudadanía.

En conferencia, dijo que no asistirá al congreso nacional del partido, a realizarse en noviembre, y en cambio mandará una carta.

Indicó que pierden el tiempo quien creen que haciendo política mediante acuerdos cupulares van a salir adelante, pues son los ciudadanos los que deciden y motivan el cambio.

Consideró que, por encima de cualquier interés personal legítimo, la nación es lo más importante y Morena, así como el resto de los partidos políticos, no debe perder de vista este aspecto.

"Ni líder moral, ni casique", dice AMLO 

En la antesala del relevo en la dirigencia nacional de Morena, el presidente Andrés Manuel López Obrador advirtió a sus militantes que la época del caudillo o líder moral “ya se acabó”

Eso ya se acabó, ni líder moral, ni cacique, ni caudillo, ni primer militante”, sostuvo en Palacio Nacional.

En consecuencia, recomendó a esa fuerza política mantenerse alerta para evitar el oportunismo y el “frijol con gorgojo” porque pueden llevarse “sorpresas” por parte de la ciudadanía.

Dijo que para cuidar a Morena —el partido político que fundó y que lo llevó al poder con 30 millones de votos en las urnas en 2018— es necesario que sus integrantes no abandonen los principios y los ideales que dieron origen y fuerza al movimiento y se alejen de la ambición al dinero, ya que lo importante es servir a los ciudadanos.

Nota completa AQUÍ.