Andrés Manuel López Obrador, presidente de la República, hizo un llamado a quienes se dedican al robo de gas a evitar este ilícito, pues ponen en riesgo su vida y la de muchas personas. 

"No queremos desgracias, no queremos que haya pérdida de vidas humanas; estamos actuando, hay vigilancia", dijo el mandatario luego de la fuga de gas registrada el martes en San Jerónimo Ocotitlán, Puebla

En su conferencia de prensa matutina, destacó que "el robo de combustible se ha reducido de forma considerable, pero aún hay bandas que actúan y pueden poner en riesgo a la gente".

Recordó que en lo que va de agosto han ocurrido dos hechos "que nos han llevado a actuar de emergencia, a evacuar a la población", el primero en Nextlalpan, Estado de México, y el de ayer en Puebla.

Por su parte, el titular de la Coordinación Nacional de Protección Civil, David León Romero, explicó que en San Jerónimo Ocotitlán la fuga se registró en el ducto que va de Reforma, Chiapas, a Zapotlanejo, Jalisco

León Romero resaltó la "gran coordinación entre los tres niveles de gobierno" para evitar una explosión, así como la disposición de la gente para evacuar y al personal de Pemex por "su tanlento y energía" para atender este tipo de fugas.