El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, afirmó el jueves que su gobierno utilizará los canales legales para tratar de conseguir que la fortuna de Joaquín “El Chapo” Guzmán regrese a México, luego de que un juez en Estados Unidos sentenció la víspera al narcotraficante a cumplir cadena perpetua.

“Creo que todo lo que se confisque y que tenga que ver con México se tiene que devolver a México, a los mexicanos”, dijo el presidente Andrés Manuel López Obrador, quien agregó: “creo que en eso va a estar de acuerdo también el gobierno de Estados Unidos, de entregarnos lo que le pertenece a México; pero desde luego hay que hacer los trámites”.

“Nosotros no vamos a dejar de atender estos asuntos por la vía legal”, agregó López Obrador.

Las autoridades estadounidenses calculan que la fortuna de Guzmán es de 14 mil millones de dólares y un juez le ordenó pagar 12 mil 600 millones de dólares como parte de su sentencia a cadena perpetua anunciada el miércoles.

El tema es complicado, porque se supone que se trata de dinero proveniente de la venta de droga del cártel de “El Chapo” en Estados Unidos. Hasta ahora, los funcionarios estadounidenses no han dicho cómo pretenden decomisar el dinero de Guzmán.

López Obrador afirmó que México ha cometido un error en el pasado al permitir que Estados Unidos incaute dinero en casos penales y de corrupción contra sospechosos mexicanos y prometió que no volverá a suceder. Agregó que el dinero se utilizará para programas contra la pobreza en el país latinoamericano.

El mandatario también expresó una especie de lamento por la sentencia a cadena perpetua dictada contra el capo, quien seguramente pugnará su pena en un aislamiento relativo en una prisión de máxima seguridad en Estados Unidos.

“Yo lamento mucho que se den estos casos. Yo no quiero que nadie esté en la cárcel, que nadie esté en un hospital, que nadie sufra”, dijo el presidente, conocido por sus siglas AMLO.

“Es una vida también ingrata el tener una familia y no poderla ver, el andar a salto de mata, a lo mejor eso no es vida. Y cuando todas estas cosas que suceden terminan en condenas como esta, una condena de estar en la cárcel de por vida, en una cárcel hostil, dura, inhumana, pues sí conmueve. Tengo también en mi cabeza presente a muchas víctimas. Es algo muy doloroso”, añadió.