Un abogado y directivo de Altos Hornos de México (AHMSA) adquirió, en representación de la esposa de Emilio Lozoya Austin, una residencia de lujo a la orilla del mar, con valor de 1.9 millones de dólares.

Las autoridades mexicanas investigan la compra de ese inmueble, que incluye una transferencia de 1.2 millones de dólares, hecha a través de una cuenta en Suiza ligada con sobornos presuntamente pagados al exdirector de Pemex.

La adquisición de la residencia a favor de la esposa de Lozoya se efectuó en julio de 2013, doce días después de que Pemex autorizó incluir en su cartera de inversiones la compra de Agro Nitrogenados, una planta de fertilizantes de AHMSA que tenía 14 años sin operar.

Las autoridades han determinado que la planta fue comprada con un sobrecosto estimado de 620 millones de pesos, además de que las instalaciones eran chatarra.

Por las irregularidades detectadas en la compra de esa planta, la Fiscalía General de la República arrestó el pasado 29 de mayo en Mallorca, España, al dueño y Presidente de AHMSA, Alonso Ancira. Por el mismo caso, un juez giró orden de aprehensión contra Emilio Lozoya, ex director de Pemex, aunque este se amparó para no ser encarcelado.

Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) obtuvo copia de documentos que demuestran que a la par de que Pemex negociaba la compra de la planta de AHMSA, un ejecutivo de esa empresa intervino en la adquisición de una casa de descanso para la familia Lozoya en la zona de Contramar, uno de los desarrollos más exclusivos de Ixtapa.

La propiedad está ubicada en el condominio “Quinta Mar”, formado por sólo tres residencias de lujo, la mayor de las cuales es la que fue adquirida a favor de la esposa de Lozoya.

La superficie de la propiedad de la familia Lozoya es de 3 mil 578 metros cuadrados, de los cuales la residencia abarca 934 metros cuadrados.

Nota completa AQUÍ.