Un crucero que pasó dos semanas en el mar tras ser rechazado por cinco países ante el temor a que alguien a bordo pudiera estar infectado por el coronavirus llegó a Camboya el jueves.

El MS Westerdam, que transportaba a 1.455 pasajeros y 802 tripulantes, podía verse desde los muelles de la ciudad portuaria de Sihanoukville en un punto de anclaje en alta mar durante la mañana.

En los muelles había gente preparada para recibir a los pasajeros con ramos de flores, mientras los miembros de las embajadas y las autoridades sanitarias camboyanas esperaban junto a los periodistas.

Los pasajeros han tenido chequeos de salud regulares durante el problemático viaje, dijo Holland America Line, operador del barco y filial de Carnival Corp, empresa con sede en Miami.

Aunque nadie ha enfermado a bordo, el barco fue rechazado por Guam, Japón, Filipinas, Taiwán y Tailandia por temor a que alguien a bordo pudiera estar infectado con el coronavirus, que ha matado a más de mil 300 personas.