Tras la sugerencia de las Fuerzas Armadas para que dejara el gobierno, Evo Morales anunció su renuncia como presidente de Bolivia.

El ex funcionario dijo que su pecado fue ser líder sindical y ser indígena, al tiempo de asegurar que se dijeron mentiras: "Que no sigan quemando casas de mis hermanos", clamó a sus opositores.

En su discurso precisó que renunció para salvar a su familia y que por ello, si dimisión no es una traición a la lucha indígena. 

Fue hace unas horas cuando el jefe de las Fuerzas Armadas, Williams Kaliman realizó el llamado a Evo Morales, pero además exhortó a los bolivianos a desisitir de la violencia.

Antes, Evo Morales había anunciado nuevas elecciones, las cuales, serían llevadas a cabo con nuevos actores políticos y un renovado órgano electoral; esto luego de que se divulgó un informe preliminar de la Organización de Estados Americanos sobre el "montón de irregularidades" encontrados en los comicios del 20 de octubre pasado.

Al anunciar los nuevos comicios dijo que "Todos tenemos que pacificar Bolivia". Sin embargo, antes de terminar el día, Morales anunció su renuncia.

A la par, el diario El Clarín divulgó versiones sobre que el ex mandatario pedirá refugio en Argentina.