La casa Blanca notificó hoy al Congreso que el gobierno de Donald Trump no participará en investigación para juico político.

En una carta, la casa Blanca señaló que no entregará los documentos internos relacionados con la llamada de Trump al presidente ucraniano, Volodimir Zelensky, que desató pesquias en contra del mandatario estadounidense con fines de juicio político.

“El presidente no ha hecho nada malo y los demócratas lo saben. Por razones puramente políticas, han decidido que su deseo de revertir los resultados de la elección de 2016 les permita realizar una así llamada de investgacion con fines de impeachmet que ignora los derechos fundamentales garantizados a todo estadounidense.

Por estas razones, no se puede esperar que el Ejecutivo participe y no lo hará” afirma una declaración de la oficina de prensa que remite a la masiva, firmada por el asesor de la Casa Blanca Pat Cipollne.

En dicha Carta, Cipollone señala que la investigación de la cámara Baja “viola la equidad fundamental y el debido proceso”. Advierte que “nunca antes en nuestra historia la Cámara de Representaciones- bajo control de cualquier partido político- ha llevado al pueblo estadounidense por el camino peligroso que ustedes parecen determinados seguir”.

El asesor destaca la “Transparencia” con que ha actuado Trump al desclasificar el registro de la llamda que la pesquias es “constitucionalmente inválida y viola los derechos básicos al debido proceso y la separación de poderes”.

Considerando lo anterior concluye, “no se puede esperar el Ejecutivo participe. Participar en esta investigacion bajo la actual circunstancia institucional sería infringir un daño institucional duradero al Ejecutivo y a la separación de poderes. No dejan otra opción al presidente… él no puede permitir que su administración participe en esta investigación partidista en las actuales circunstancias”