El regulador estatal de comunicaciones de Rusia dijo el domingo que pidió a Google que deje de anunciar “eventos multitudinarios ilegales” en su plataforma de videos de YouTube.

Decenas de miles de rusos organizaron el sábado la mayor protesta política del país en ocho años, según expertos, en desafío al control del Gobierno y en demanda de elecciones libres para la legislatura de la ciudad de Moscú. Múltiples canales de YouTube transmitieron el evento en vivo.

El regulador local, Roscomnadzor, dijo que algunas entidades habían estado comprando herramientas publicitarias de YouTube, como notificaciones automáticas, para difundir información sobre protestas ilegales, incluidas aquellas destinadas a socavar elecciones.

La autoridad añadió que si Google no cumplía con la solicitud, Rusia consideraría que la empresa estadounidense está interfiriendo “en sus asuntos soberanos”, ejerciendo una “influencia hostil y una obstrucción de elecciones democráticas en Rusia”.

Si Google no toma medidas para evitar la promoción de eventos en sus plataformas, Rusia se reserva el derecho de responder, dijo Roscomnadzor, sin ofrecer detalles.

En los últimos cinco años, Rusia ha introducido leyes más estrictas que requieren que los motores de búsqueda eliminen algunos resultados en la web, servicios de mensajería para compartir claves de cifrado con servicios de seguridad y redes sociales para almacenar los datos personales de los usuarios rusos en servidores dentro del país.

Un portavoz de Google en Rusia declinó hacer comentarios el domingo. Moscú tiene un historial de ejercer presión regulatoria sobre Google, uno de los principales rivales de la compañía rusa de búsqueda de internet Yandex. A fines de 2018, Rusia multó a Google con 500,000 rublos (7.663 dólares) por no cumplir con un requisito legal de eliminar ciertas entradas de sus resultados de búsqueda online.