Al menos siete niños murieron y 10 más resultaron heridos a causa del estallido de un proyectil de mortero en las afueras de Mehtarlam, capital de la provincia oriental afgana de Laghman, así lo informó  el vocero del Gobierno provincial, Assadullah Dawlatzai.

Detalló que la explosión ocurrió a las 17:00 horas, y que los niños que fueron trasladados al hospital se mantienen estables.

"El estallido de restos explosivos de guerra (REG) ocurrió cuando los niños jugaban en el área de Basram aproximadamente a las 17:00 hora local. Los niños heridos fueron trasladados a un hospital en la ciudad, donde permanecen en condición estable", dijo Dawlatzai.

Las autoridades afganas usan el término REG para referirse a artillería que no ha estallado y a municiones explosivas abandonadas.