Al menos 40 personas murieron el martes en una explosión ocurrida en un salón de bodas en la capital de Afganistán, Kabul, de acuerdo a dos funcionarios gubernamentales.

Otras 60 personas resultaron heridas en la explosión, dijo Basir Mujahid, portavoz de la policía de Kabul. “He confirmado reportes de que 40 personas perdieron la vida”, dijo Mujahid a periodistas.

Ningún grupo se atribuyó de inmediato la responsabilidad por la explosión, no obstante se trata de un atentado suicida.