Para esta noche y madrugada, una zona de inestabilidad con alto potencial de desarrollo ciclónico en el Océano Pacífico, se localiza al sur de las costas de Chiapas, con trayectoria hacia las costas de Oaxaca.

Dicho sistema, se asocia con un canal de baja presión extendido sobre la Sonda de Campeche y el sureste del país, además de una zona de baja presión sobre la Península de Yucatán, situación que originará un temporal de lluvias muy fuertes a puntuales intensas en Guerrero, Oaxaca, Chiapas, Tabasco y Veracruz.

Lo anterior podría generar deslaves, aumento en los caudales de ríos y arroyos e inundaciones en zonas bajas de dichos estados, así como lluvias fuertes en Campeche, Yucatán y Quintana Roo, además de rachas de viento superiores a 60 km/h en las costas de Oaxaca y Chiapas.

Por su parte, la onda tropical No. 44 recorrerá las costas del occidente de México e interaccionará con un canal de baja presión extendido a lo largo de la Sierra Madre Occidental, ocasionando lluvias puntuales muy fuertes en Sonora y Chihuahua con intervalos de chubascos en Durango, Nayarit, Jalisco, Colima y Michoacán.

Finalmente, un nuevo frente frío No. 5 ingresará a la frontera norte de México, provocando potencial de lluvias fuertes a puntuales muy fuertes, además de rachas de viento superiores a 50 km/h en Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas.

Así, el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) prevé lluvias torrenciales a puntuales extraordinarias en Guerrero, Oaxaca, Puebla y Veracruz, así como lluvias fuertes a puntuales muy fuertes para Tlaxcala, Estado de México, Ciudad de México, Michoacán y Colima.

Las lluvias se acompañarán de descargas eléctricas, viento arrachado, caída de granizo, posibles deslaves en laderas de zonas montañosas e inundaciones en zonas bajas.

Además, en el centro del país se espera celo nublado con lluvias puntuales extraordinarias en Puebla, torrenciales en Querétaro e Hidalgo, muy fuertes en Tlaxcala y fuertes en Guanajuato y Morelos, acompañadas con descargas eléctricas. Viento del este y noreste de 10 a 25 km/h con rachas superiores a 40 km/h.