La Secretaría de Salud de Puebla sí entregó las especificaciones técnicas que tenía que seguir el ayuntamiento para la adquisición de los ventiladores que le donaría para atender a pacientes con Covid-19, en las que se indicaba que tenían que ser nuevos y no “usados y contaminados”.

Así lo señaló el gobernador Miguel Barbosa Huerta quien rechazó que la adquisición haya sido aprobada por su administración, esto luego de que la edil Claudia Rivera Vivanco aseguró esta mañana que la compra fue acordada por ambas partes y que el gobierno estatal tenía conocimiento de las especificaciones de los aparatos previo a la entrega.

El titular del Ejecutivo contestó que ningún hospital puede usar artefactos o infraestructura médica “vieja, usada, de desecho, contaminada o incompleta”. Por ello, atestó que para evitar otro “escándalo” el gobierno estatal no recibirá ninguna donación económica o en especie por parte de Rivera Vivanco para atender la emergencia sanitaria por Covid-19.

“De una vez lo digo no vamos a volver a tener ninguna relación con el ayuntamiento relacionado con donaciones para tema Covid no queremos otro escándalo, ni en efectivo ni en especie”, apuntó.