El secretario de Gobierno de Puebla, Fernando Manzanilla Prieto, señaló que bandas delincuenciales utilizan a la población para que los defiendan de los operativos que realizan las autoridades en el estado.

En entrevista, manifestó que hechos como el ocurrido el miércoles de la semana pasada en Cañada Morelos y el de Acajete, no significa que exista ingobernabilidad, además consideró que son parte de una descomposición del tejido social “de hace muchos años”.

En el caso de Acajete, afirmó que no hubo heridos o muertos, sin embargo, se mantiene el operativo en la zona. Además señaló que el asesinato del sobrino del regidor de Gobernación de dicho municipio, Ruperto Aguilar Parra, fue por causas ajenas al enfrentamiento de "pobladores" con militares.

Indicó que el enfrentamiento de elementos del Ejército no se dio con “personas normales”, sino que pobladores a quienes la delincuencia ha dado empleo para complicar la intervención de las autoridades.

El funcionario estatal señaló que el regreso a clases y las actividades cotidianas de los pobladores pueden realizarse con tranquilidad, por lo que confió en que a partir del martes los estudiantes vuelvan a las aulas. 

Cuestionado sobre la estrategia que ha  para contener estos conflictos, el funcionario estatal refirió que los elementos actúan en el ámbito de sus facultades para protegerse de las agresiones de los pobladores.