Después de confirmar la continuación del programa Monitor Vial, el gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta, adelantó que su administración analiza la posibilidad de disminuir el importe de las fotomultas; además de contratar a una empresa que opere el sistema a un menor costo.

Cabe recordar que venció el contrato de Autotraffic, la cual tenía a su cargo esta tarea desde 2013 y que cobraba 100 pesos por cada infracción impuesta; sin embargo, no está imposibilitada a participar otra vez en el concurso para mantener a su cargo este servicio.

Asimismo, admitió que está en estudio llevar a cabo un nuevo emplacamiento vehicular, pues las láminas que ostentan las matrículas, tienen los colores de los gobiernos panistas que intentaron perpetuarse en el estado; sin embargo, aseguró que este cambio no impactará en el bolsillo de los poblanos.

En conferencia de prensa, el mandatario consideró que la contratación de Autotraffic fue irregular, pues las cámaras usadas en Monitor Vial, que hasta julio pasado operaba la firma Autotraffic, sólo pueden recibir mantenimiento por parte de esta misma empresa.

En su opinión, los gobiernos de Rafael Moreno Valle y José Antonio Gali Fayad firmaron con Autotraffic un contrato de carácter leonino, pues ofrece condiciones inequitativas para el estado.

Al final, Barbosa Huerta reconoció que los equipos de la firma no han dejado de operar, por lo que las cámaras tampoco han dejado de tomar fotografías a los vehículos que excedan el límite de velocidad; sin embargo, ya no comparte la información con el gobierno del estado para imponer la multa.