El secretario de seguridad pública Manuel Alonso García informó que ya tuvo un primer encuentro con Miguel Idelfonso Amezaga Ramírez, quien los sustituirá a partir del primer minuto del 1 de agosto a quien entregará un diagnóstico y un plan estratégico sobre la situación delictiva del estado de Puebla.

Indicó que se está preparando el cambio de mando, que ocurrirá en el último minuto del 31 de julio. Garantizó que se deja armamento y vehículos en buenas condiciones, así como suficiente número, para que se haga frente a la delincuencia que afecta la entidad.

"El objetivo es entregar bien esta administración que nos confirió el maestro Guillermo Pacheco Pulido. Entregar de la mejor manera, como hemos dicho: dejando el diagnóstico, dejando un plan estratégico para que se valore y se analice".

Sobre el armamento, detalló que se cuenta con un banco disponible para la actuación de las corporaciones: "Tenemos armas que hemos dado en comodato a los municipios para apoyarlos".

En cuanto al número de policías indicó que se dejan 350 nuevos uniformados que se integraron a la Policía Estatal. 

Del parque vehicular, si bien acepto que siempre hace falta, en este momento se cuentan con las unidades suficientes para responder a los llamados de auxilio y de acciones operativas.