Un 60% del presupuesto 2019 del gobierno de Puebla provienen del Impuesto Sobre Erogaciones por Remuneraciones al Trabajo Personal (ISERTP).

Así lo muestra un análisis de la consultora Aregional, donde se refleja que pese a esta proporción, el estado se encuentra entre los menos dependientes al también llamado Impuesto Sobre la Nómina (ISN).

Incluso, se ubica en la decimoprimera posición a nivel nacional entre las entidades donde dicho gravamen representa el porcentaje más pequeño de los recursos locales.

Puebla se encuentra por detrás de estados como Durango, Zacatecas, Guerrero, Nayarit, Ciudad de México, Colima, Quintana Roo, Sonora, Baja California Sur y el Estado de México.

A partir de este ejercicio fiscal, el ISN tiene una tasa de 2.5 por ciento, lo que representó una reducción de .5 por ciento respecto al 2018, año en el que se estimó una recaudación por tres mil 154 millones 770 mil 700 pesos por este concepto.