El secretario de Finanzas y Administración (SFA), Jorge Estefan Chidiac, presentó el Plan de Austeridad que desarrollará el gobierno de Guillermo Pacheco Pulido e informó que se analiza la subasta de las aeronaves estatales.

Durante una conferencia de prensa, explicó que se ha iniciado un análisis sobre la viabilidad de que los helicópteros que ahora se tienen, se mantengan para funciones de seguridad pública, protección civil y como ambulancias aéreas.

Expuso que en caso de que sea demasiado costoso adecuarlas, se venderán y se adquirirán otras de menor costo y que funcionen de mejor forma para las labores que se les pretende asignar.

Mientras tanto, reconoció que los costos de operación de las aeronaves continúan; pero resaltó que al tener menos horas de vuelo respecto a las administraciones anteriores, los montos pagados también disminuyen.

En ese marco, la subsecretaria de Administración de la Secretaría de Finanzas, Gabriela García Maldonado, indicó que se prevé un ahorro de 150 millones de pesos como resultado de la estrategia de 12 puntos para austeridad.

Entre las acciones a tomar son la suspensión de incrementos al presupuesto asignado en servicios personales y la suspensión de modificaciones a estructuras orgánicas de las dependencias sin contar previamente con el oficio de autorización presupuestal y dictamen de la Subsecretaría de Administración de la Secretaría.

También la suspensión de los viáticos para viajes de funcionarios de todas las dependencias tanto en el país como en el extranjero, salvo autorizaciones debidamente justificadas y la suspensión de la contratación de personal sobre las plazas vacantes generando ahorros alrededor de 80 millones de pesos.

Además, en materia de combustible, se dará prioridad para las áreas y dependencias enfocadas a la atención directa a la población como la Secretaría de Seguridad Pública, Secretaría de Salud, Secretaría de Desarrollo Rural del Estado, entre otras más.

En Casa Puebla, se confirmó que no será utilizado hasta que el nuevo gobernador que tome protesta decida el destino de este inmueble y en lo que corresponde al personal que se encontraba laborando en este lugar, fue reubicado a distintas áreas.

Además, se restringirá el gasto en servicios de telefonía celular, y se eliminará la contratación de televisión de paga en oficinas gubernamentales y servicios privados de internet, salvo aquellos que sean previa justificación autorizados por la Secretaría.

Finalmente, se prohíben los gastos de comidas para cualquier servidor público, salvo aquellas que correspondan a la atención de asuntos oficiales vinculados directamente con actividades propias de sus funciones.

Además, se suspende la adquisición de nuevos vehículos para la administración generando un ahorro de 50 millones de pesos y respecto a los contratos de seguros patrimoniales y catastróficos, la Secretaría realizará un estudio minucioso para determinar su continuidad o en todo caso replantear la estrategia que garantice la cobertura que al respecto requiera el gobierno del Estado.