Miguel Barbosa Huerta fue declarado gobernador electo de Puebla durante la sesión del consejo local del Instituto Nacional Electoral (INE) donde se determinó valida la elección del pasado domingo 2 de junio.

Tras la entrega de la constancia de mayoría, el mandatario electo de Puebla prometió no más intromisión en la vida de los partidos, respeto a la pluralidad y a la diversidad de pensamiento.

Llamó a todos los actores sociales y políticos a trabajar por Puebla porque advirtió que hay mucho por hacer, sobre todo en materia de seguridad e igualdad.

También se comprometió a impulsar una nueva forma de hacer gobierno, a no ser un mandatario seducido por el poder y ser cercano a los ciudadanos.

Barbosa Huerta, que aprovechó a agradecer a quienes lo apoyaron, a asu esposas e hijos, afirmó que la reconciliación en el estado no significa el olvido de todo, pues los poblanos quieren la verdad y la aplicación de la ley.


Tras hacerse oficial que Barbosa ganó la elección, el gobernador interino de Puebla, Guillermo Pacheco Pulido felicitó al que será su sucesor y remarcó que el resultado de los comicios pasados está "alejado de todo indicio de fraude".