Este domingo 19 de mayo en el Complejo Cultural Universitario de la BUAP, se llevará a cabo el primer y único debate oficial entre los tres candidatos que compiten por el gobierno del estado.

Alberto Jiménez Merino, Enrique Cárdenas Sánchez y Miguel Barbosa Huerta se medirán cara a cara en un encuentro que promete ser novedoso no sólo por lo particular del actual proceso electoral, derivado de la inesperada muerte de la exgobernadora Martha Érika Alonso sino también por el formato que estrenarán los contendientes. A continuación algunas de las características.

Moderador.  De manera inédita, el debate de este domingo contará con la participación de dos moderadoras, que serán la periodista poblana Patricia Estrada y la académica, politóloga y también periodista, Gabriela Warketin. Tal decisión se desprende del formato que se adoptó para el primer debate presidencial de 2018.

Preguntas abiertas. Como nunca antes, los candidatos que compiten por tu voto serán cuestionados de manera abierta por las dos moderadoras, quienes no sólo llevarán un paquete de preguntas anticipadamente preparadas sino que también podrán demostrar su capacidad de improvisación al soltar un interrogativo respecto a alguno de los temas previamente acordados. Estos son empleo y desarrollo regional, atención a comunidades indígenas y migración y seguridad, federalismo y estado de derecho.  

Interacción entre los candidatos. Antes de este debate, el Instituto Electoral del Estado (IEE) no había permitido la interacción entre candidatos, principalmente porque así lo habían pedido sus propios equipos de campaña. Sin embargo en esta ocasión se contará con un segmento dedicado únicamente al intercambio de ideas entre los tres contendientes. El tiempo de cada uno será medido por un contador con la finalidad de que las participaciones sean equitativas.

En teoría, ninguno de los candidatos así como sus respectivos equipos de campaña podrán contactar a las moderadoras ni a organizadores del Instituto Nacional Electoral para así evitar que conozcan previamente las preguntas o que intenten ser favorecidos por quienes llevarán las riendas del debate. También se ha informado que los datos que arrojen los aspirantes deberán estar sustentados debidamente y no deberán salirse de los temas preestablecidos. 

Igualmente se dejó fuera la recomendación que cada proceso electoral hacía el IEE de que los candidatos no podrían soltar ataques a sus rivales, por lo que se espera que esta noche de domingo traiga grandes sorpresas para quienes sigan el debate por alguno de los más de 30 canales, radiodifusoras o páginas de internet que lo transmitan.