Enrique Cárdenas Sánchez, candidato de los partidos Acción Nacional (PAN), de la Revolución Democrática (PRD) y Movimiento Ciudadano (MC) al gobierno de Puebla, por segunda vez realizó campaña fuera del territorio estatal, aprovechando el vacío legal.

Tal como ocurrió la semana pasada, el aspirante a Casa Puebla buscó refugiarse con organizaciones de la sociedad civil en la Ciudad de México, donde su equipo organizó un nuevo foro, ahora denominado “Buen Gobierno y Anticorrupción”.

En él, representantes de la Red por la Rendición de Cuentas le manifestaron su respaldo, a pesar de que según su sitio web (http://rendiciondecuentas.org.mx/somos-2/) sólo una de las organizaciones que lo conforma (Iniciativa Ciudadana) tiene representación directa en Puebla.

Además, entre el resto de las agrupaciones que conforman la red, figuran el Instituto Nacional de Acceso a la Información Pública (INAI), institutos de transparencia a nivel estatal y el propio Instituto Nacional Electoral (INE).

Ante Mauricio Merino, integrante del Consejo Asesor de la Red y Lourdes Morales, coordinadora de la Red, Cárdenas Sánchez afirmó que de ganar, no usará el presupuesto público para comunicación social como una forma de premiar o castigar a los medios informativos.

Sin embargo, en el mismo espacio reclamó iniquidades en la cobertura mediática hacia su campaña y aseguró que este asunto ya fue detectado por el INE y por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Igualmente, reprochó que los medios informativos ventilen asuntos como la denuncia hecha por un académico de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) el presunto delito de peculado y defraudación, luego que no habría reportado ante el Servicio de Administración Tributaria (SAT) alrededor de 14 millones de pesos percibidos como director del Centro de Estudios Espinosa Yglesias.