La firma mexicana Grupo Posadas informó que al cierre del 2018 se vieron en la necesidad de aplicar una baja de 15% en las tarifas hoteleras en las aproximadamente 8,000 habitaciones que tienen en Quintana Roo, mientras que en esta temporada de verano están 6% debajo de lo ideal. Mauricio Carreón Lavalle, director comercial del grupo, comentó que la medida tuvo que ver con el sargazo, pero también con la inseguridad y la incertidumbre sobre la falta de promoción por parte del gobierno federal.

“En el grupo lo que ha pasado, con la combinación de sargazo, inseguridad y promoción, principalmente en Estados Unidos, es que sí hubo una baja importante en el invierno que se sintió mucho con el mercado americano”, destacó.

“Yo te diría que en ese momento el sargazo no tuvo mucho que ver porque las vacaciones se preparan mucho antes, entonces lo que afectó más que nada fue la baja en temas de promoción al cierre del 2018, que empezó a jalar en el 2019 esta falta de llegadas. Hicieron mucho más ruido temas de inseguridad, en Playa del Carmen”, añadió. Refirió que la baja de tarifas evidentemente tuvo que ver con una caída en la ocupación.

“Obviamente en el momento que empiezas a tener ocupaciones más bajas, es el motivo por el que te ves obligado a bajar la tarifa, que no es lo ideal. La realidad es que gracias a la baja de las tarifas se logró evitar una caída mayor en la ocupación, aunque esa baja también repercute en el consumo promedio del huésped, en el costo de las membresías cuando se trata de tiempos compartidos o clubes vacacionales”, explicó el directivo. Sin embargo, mencionó, el tema del sargazo sí se está volviendo “muy importante en este 2019, pues las tarifas no han podido recuperarse y se mantienen 6 o 7% por debajo de lo registrado en el 2017.

“Ese 15% se ha vuelto 12, luego 8 y ahora te diría que estamos 6% debajo de lo ideal”, comentó Carreón Lavalle.

Nuevas dinámicas

La crisis del sargazo está obligando a emprender nuevas dinámicas de limpieza, reciclaje y disposición final de la materia orgánica, tanto con barreras de contención en el mar como con jornadas de limpieza sobre la playa seca.

 “Lo perdido, perdido está. La gente va a seguir viajando; obviamente no vamos a poder recuperar lo perdido, pero creemos que la gente va a aprovechar esta disminución de precios y la prueba es que los aviones a Cancún están saliendo llenos y eso nos indica que no debemos bajar la guardia”, añadió el directivo. Recordó que Grupo Posadas tiene entre ocho y 10 hoteles en Cancún y la Riviera Maya, con un aproximado de 8,000 habitaciones.

Tan sólo en la zona hotelera de Cancún tienen cuatro complejos: Live Aqua, Coral Beach, Condesa Americana y Fiesta Americana Villas. En la zona centro cuenta con los hoteles: One, Gamma y el Fiesta Inn; en Cozumel tienen un Fiesta Americana, un The Explorean; en Playa del Carmen, un Live Aqua y Fiesta Inn; además de dos en construcción en Chemuyil, municipio de Tulum, y uno más en la parte continental de Isla Mujeres.