El dólar al menudeo alcanzó su nivel más bajo en lo que va del gobierno encabezado por Andrés Manuel López Obrador, pues cerró la semana pasada vendiéndose en los bancos a 19.15 pesos, es decir, 1.8 por ciento menos que la cifra reportada el viernes previo.

Con este cierre, el dólar también se ubicó en su menor cotización al final de la jornada, desde octubre del año pasado.

"La apreciación del peso fue la continuación de una tendencia a la baja del tipo de cambio que inició hace dos semanas, ante la expectativa de que la Reserva Federal (Fed) mantendrá una postura menos restrictiva, sin elevar la tasa de interés de referencia durante el resto del año, lo cual fue reiterado por el Comité en las últimas minutas de política monetaria", explicó Gabriela Siller, directora de Análisis Económico-Financiero de Banco Base.

Aunque la mayoría de las divisas ganó terreno frente al dólar durante la semana, el peso mexicano fue la moneda  más apreciada en la canasta de principales cruces.

Siller también explicó que lo anterior fue resultado de una mayor demanda por instrumentos de deuda mexicanos, ya que las tasas de interés resultan atractivas y el panorama de riesgos para México no se ha deteriorado.

Esto, evitó la especulación en contra del peso y se observó un mayor apetito por riesgo en los mercados financieros globales, permitiendo una mayor demanda por divisas de economías emergentes.

Aunque esta semana será publicada poca información económica para México, el mercado estará atento a otros indicadores, especialmente el crecimiento económico de China correspondiente al primer trimestre del año; información que se publicará mañana por la noche.

Lee la nota completa.