El Real Madrid se clasificó para la final de la Supercopa de España tras vencer al Valencia en un partido plácido para los de Zidane (1-3).

El equipo blanco dominó a un conjunto che, que se descompuso tras un grave despiste que le permitió a Kroos abrir el marcador con un gol olímpico.

Isco y Modric sentenciaron el encuentro y Parejo maquilló el resultado de penalti.

El Madrid espera en la final del domingo al ganador del duelo de este jueves a las 20.00 entre el Barcelona y el Atlético de Madrid.