Por primera vez en cuatro años, los tres gigantes que han dominado el tenis masculino en el último tiempo estarán presentes en el Abierto de Francia, donde buscarán seguir engrosando su impresionante palmarés.

El hecho de que el indiscutible rey de la arcilla, el español Rafael Nadal, esté buscando su duodécimo título de Roland Garros es casi increíble, aunque también lo es que el número uno del mundo, Novak Djokovic, tenga buenas posibilidades de volver a ganar cuatro títulos del Grand Slam consecutivos.

Y luego está Roger Federer, quien regresará al Abierto de Francia después de tres años de autoimpuesto exilio con el objetivo de ganar el título por segunda vez, una década después del lograr el primero.

Con información de Reuters.