El Ayuntamiento de Puebla inició el proceso para la recuperación de Los Lavaderos de Almoloya otorgados en comodato a la empresa que opera el Hotel Rosewood, en el Paseo de San Francisco, desde el gobierno estatal de Rafael Moreno Valle Rosas.

La gerente del centro histórico, María Graciela León Matamoros, dijo que se realizan los trámites para conocer el estado de este espacio y el proceso de donación, al centro de hospedaje aledaño al bulevar 5 de mayo y la 14 oriente.

"La intención es recuperarlos: primero lo jurídico y luego buscar la estrategia para darle buen camino”, dijo la funcionaria municipal al recordar que el acceso a este punto se ha vuelto restringido, pese a la promesa de que iba a ser público.

El ayuntamiento presentó una solicitud de información ante el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) para contar con los detalles de las condiciones en las cuales fueron concesionados a la empresa hotelera.

En entrevista, la funcionaria también anunció que está en proceso la liberación de los túneles ubicados en Xanenetla, los que desembocan en una casa de asistencia, lo anterior, tras la presentación de su anteproyecto de Ley Ingresos ante la comisión de Patrimonio y Hacienda del cabildo poblano.

En la sesión, se planteó un posible incremento en el precio del acceso al Puente de Bubas y el pasaje 5 de mayo, propuesta que será sometido a análisis.