La rehabilitación del barrio de El Alto no debe verse solo como un asunto de jurisdicción municipal sino también estatal, aseveró que el gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta.

Cuestionado sobre la intención de convertir el barrio, donde se encuentra Casa Aguayo sede del Ejecutivo estatal, en un distrito gastronómico que causaría gentrificación, admitió que no conoce el proyecto a profundidad.

No obstante, aseguró que su gestión no será como la de gobiernos anteriores que permitieron las expropiaciones de casonas de las que solo se conservan las fachadas.

LEER TAMBIÉN: Intervención de Mercado de El Alto sigue en pie, empresarios alistan presentación  Los vendedores avalan el proyecto. Sostuvo que tampoco está pensando en detonar proyectos de desarrollo inmobiliario en la zona desde el gobierno estatal para obtener beneficios como se hizo en el pasado, “no afectaré al Alto”. 
Por último, señaló que las intervenciones en el Alto son un asunto que tiene que resolver el gobierno del estado y que no deben de ser vistas sólo como un asunto municipal. Cabe mencionar que, las administraciones morenovallistas fueron criticadas por la venta de inmuebles a desarrolladores que los convirtieron en hoteles como el de la cadena Rosewood, en cuyos interiores se encuentran Los Lavaderos de Almoloya.

LEER TAMBIÉN: Avalan vecinos remodelación de El Alto; INAH y Ayuntamiento ya revisan proyecto Avalan vecinos remodelación de El Alto; INAH y Ayuntamiento ya revisan proyecto