Aunque el ayuntamiento de Puebla no tiene ningún proyecto en firme en el mercado de El Alto, empresarios realizan labores que contribuyen al “rescate” del inmueble, según refirieron algunos locatarios que afirman que el proyecto de la firma española Affinitas para rehabilitar el inmueble continúa.

De manera discreta comentan que “los empresarios” siempre visitan el mercado y que incluso en días recientes resanaron los muros, pues planean colocar algunos murales de pinturas, además que iniciaron los trabajos para rehabilitar la cisterna.

Al interior del mercado se observan los muros recién pintados en blanco y rosa, mientras que en la esquina de la 14 Norte y Calle Pilita, se realiza la intervención que sería para reparar la cisterna.

Y es que, aseguran que hacia finales de agosto habrá una gran celebración e incluso recorridos turísticos en el mercado y el Barrio de El Alto para dar a conocer el proyecto que plantea convertir la zona en un distrito gastronómico, a pesar del riesgo de que el mercado pueda ser dado a comodato.

Sin embargo, los vendedores avalan el proyecto, pues por años las autoridades municipales jamás se interesaron en mejorar las condiciones del mercado donde se ofrecen principalmente platillos típicos de Puebla.

Además que al estar frente a Casa Aguayo, donde despacha el gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta, es necesario mejorar la imagen del mercado, pues han observado mayor afluencia en la zona.