La Secretaría de Obras Públicas, Desarrollo Urbano y Vivienda (Secoduvi) dio a conocer que se abrió a la circulación temporalmente, en dos carriles, el paso deprimido del puente en la zona de hospitales, a la altura de la comunidad de Belén Atzitzimititlán, con la finalidad de reducir los tiempos de traslado, agilizar el tránsito y brindar mayor seguridad a los conductores.

Como parte de los trabajos de modernización de la carretera Tlaxcala-Apizaco, a partir de hoy, los automovilistas que se dirigen de la capital al municipio de Apizaco y viceversa podrán utilizar este nuevo tramo de la vía de comunicación que tiene una longitud de 1.7 kilómetros.

Esta medida permitirá acelerar las acciones que se realizan en la parte alta del puente, mismas que iniciaron con la demolición de la carpeta asfáltica, excavación y perforación para las pilas.

La apertura de este paso deprimido es resultado del ritmo de trabajo que registra la obra y se traducirá en un avance importante en los trabajos de construcción de la estructura que se conectará con el puente, al no circular vehículos en la zona.

Los automovilistas podrán utilizar este paso deprimido o bien tomar alguna de las vías alternas que se establecieron para llegar a su lugar de destino.