El arzobispo de Puebla, Víctor Sánchez Espinosa, llamó a la presidenta municipal de Puebla, Claudia Rivera Vivanco, a tomar cartas en asuntos como la inseguridad y el ambulantaje.

Tras la homilía de este domingo, el líder de la Arquidiócesis capitalina consideró que ambos temas son preocupaciones y reclamos constantes para las autoridades de la Angelópolis.

“Es una preocupación de todos nosotros, de ustedes, de un servidor, de la gente en la ciudad, en las comunidades, en el país. Tristemente, estamos viviendo una ola de violencia que parece que nos rebasa”.

Confió en ese contexto, en que la edil impulse estrategias porque la inseguridad no se focaliza en zonas específicas, como los alrededores de la Facultad de Medicina de la BUAP o el centro histórico, sino en toda la ciudad.

“Por todos lados se oyen los mismos comentarios. Hay muchos focos rojos qué atender y hay que atenderlo con urgencia. Sería lamentable que la gente se hiciera justicia por su propia mano”.

Dijo que en el caso del ambulantes, es una actividad que se realiza por necesidad; pero insistió en que Puebla pueda desarrollarse con orden y tranquilidad, y para eso, la presidenta municipal tendrá que asumir sus funciones.