Por amenazas y lesiones fueron presentadas nueve denuncias ante la Fiscalía General del Estado de Puebla (FGE) contra quienes resulten responsables de las agresiones que recibieron activistas durante la Auditoría de Caminabilidad con Perspectiva de Género en la 10 Poniente-Oriente.

Así lo reveló Lizeth Mejorada Barrios, consejera de Movilidad de la capital de Puebla y presidenta de la organización Puebla Vigila, quien agradeció el acompañamiento de la titular del Instituto Municipal de la Mujer (IMM), Catalina Pérez Osorio, así como el respaldo de la presidenta municipal, Claudia Rivera Vivanco.

En conferencia de prensa, acompañada por una decena de mujeres, urgió al gobierno municipal y estatal a impulsar estrategias para el reordenamiento de los ambulantes y transporte público en el Centro Histórico, pues la alta presencia de estos elementos en la 10 Poniente imposibilita un tránsito seguro para los peatones.

En ese sentidp, relató que el sábado 9 de marzo, nueve de sus compañeras sufrieron agresiones verbales, acoso y hasta abuso sexual, debido a tocamientos lascivos que sufrió una mujer que las acompañaba.

Agregó que las agresiones se registraron a la altura de la 3 Norte y 10 Poniente por sujetos que no querían que tomaran vídeos en la zona invadida por ambulantes y cuyos “protectores” se presume podrían ser los agresores.

"¿Qué nivel de deshumanización tienen para hacer eso?, no es posible que traten así a las mujeres, yo les diría a esas personas qué sentirían ver que sus hijas regresan de las calles golpeadas, se me hace absurdo y deshumanizante pero eso se llama machismo y es parte de un sistema patriarcal", expresó.

Reciben amenazas en redes sociales

Por ello, exigieron a las autoridades municipales protección total y acompañamiento, pues aseguró que han sido amenazadas a través de redes sociales, por lo que se sienten en constante riesgo.

“Saben que nosotras siempre andamos en el centro y es importante que todas las mujeres cuenten con esta garantía de seguridad", acotó al tiempo de señalar que cuentan con las transmisiones en vivo y vídeos para identificar a los agresores.