El secretario de Gobernación Municipal, René Sánchez Galindo, responsabilizó al IMSS de las problemáticas en la Unidad Habitacional La Margarita; además se pronunció porque el ayuntamiento no otorgue los permisos para la ampliación del hospital si no garantizan mejores condiciones.

En entrevista, el funcionario municipal aceptó que la zona “es tierra de nadie” e insistió que el IMSS debe aceptar que desató el desorden porque construyó el hospital San Alejandro donde no debía hacerlo, por lo que el temblor del 2019 causó daños severos al edificio, de manera que derechohabientes y ambulantes se trasladaron a La Margarita.

Reconoció que por ello, varias manzanas del conjunto habitacional son utilizadas como estacionamiento y para la instalación de puestos ambulantes, además reconoció que existe delincuencia.

Sostuvo que el ayuntamiento sólo actuará si el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) lo solicita, pero antes debe regularizarse y garantizar los servicios básicos para sus usuarios.

“Es muy fácil que el IMSS construya paraderos, estacionamientos, área comercial y los servicios médicos que requieran”, además dijo que si no cumplen con ello, la Comuna no debería darles los permisos para la ampliación del nosocomio.

“Es un desorden que se generó por el IMSS, primero que el IMSS se regularice y después regularizamos lo demás", aseveró.