Científicos brasileños, en coordinación con investigadores de Estados Unidos y de Argentina,  han descubierto una nueva especie de dinosaurio, que es pariente de los cocodrilos actuales y que habitó la tierra hace más de 230 millones de años.

El paleontólogo Rodrigo Müller, de la Universidad Federal de Santa María de Brasil explicó que debido a su conformación se puede afirmar que con una sola mordida el animal trituraba en segundo cualquier hueso.

El reptil prehistórico fue llamado Dynamosuchus collisensis. Se dice que caminaba sobre sus cuatro patas, pero también era capaz de levantarse sobre sus extremidades traseras. Tenía un hocico alargado, enormes mandíbulas y dientes grandes, aptos para devorar carne.

El fósil fue encontrado en el estado de Río Grande del Sur (Brasil), según un estudio publicado la semana pasada en la revista científica Acta Palaeontologica Polonica.




(Con información de Actualidad RT)